domingo, 9 de septiembre de 2012

Resurgiendo


Llega un momento en la vida en el que tú mismo dices: ¡Basta! 

Ese momento llegó a mi vida hace pocos días. Cuando después de ver que no podía seguir pasándolo mal por lo mismo de siempre, me dije: Ya está. No puedes seguir así. No te sirve de nada, así que déjate de tonterías y sigue adelante sin importar el qué, el cómo, el cuándo... Nada.

Así que aquí está mi nuevo yo escribiendo en este nuevo blog, llamado Algo nuevo empieza, intentando reconstruir lo que un día se desmoronó. Es hora de aplicarse uno sus mismos consejos, es hora de pensar en uno mismo, por fin.

La vida es bella, y si nos lo proponemos podremos encontrar la felicidad, por muy escondida que esté. Sólo hace falta seguir intentándolo, sin darse por vencido. Al fin y al cabo no compensa estar todo el tiempo mal, por las razones que sean. La vida hay que vivirla, y mejor vivirla con alegría que deprimido.

Aunque hayan obstáculos que te lo hagan difícil siempre debemos saber encontrar un motivo por el que tirar hacia adelante, por pequeño o insignificante que sea. Eso nos hará darnos cuenta de que no todo está perdido, que todavía hay luz al final del túnel. Siempre habrá luz. A partir de ahora...

Algo nuevo empieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario